Lo mejor de la información de Baja California Sur, México y el mundo
Facebook POSTA header X POSTA header Instagram POSTA header Youtube POSTA header TikTok POSTA header
México

Cuando La Paz, BCS fue el escenario del último canto de Ángela Peralta

En la joven La Paz, la visita de la cantante Ángela Peralta, se convirtió en un gran acontecimiento hasta que falleció por la fiebre amarilla después de deleitar al público. ¡Descubre su historia!

Cantante Ángela Peralta. I Foto: Infobae
Cantante Ángela Peralta. I Foto: Infobae

Publicado el

Por: Paul García

LA PAZ, Baja California Sur.- En la actualidad, La Paz, siendo una ciudad joven y de corta historia, se convierte en un acontecimiento especial cuando alguna celebridad visita el puerto. Tal fue el caso de la cantante Ángela Peralta, conocida como 'El Ruiseñor Mexicano', quien después de deleitar con su voz a los paceños, lamentablemente falleció a causa de la fiebre amarilla. ¡Conoce la historia!

Esta trágica historia nos permite descubrir un capítulo singular en la historia de la ciudad, donde el talento y la fama se vieron opacados por la fragilidad de la vida misma. 

 Ver nota: El Sargento, BCS: Avistamiento de orcas en el 'acuario del mundo' Mar de Corté

Ángela Peralta en La Paz, BCS.

Es 24 de agosto de 1883, la pequeña ciudad de La Paz con apenas 4 mil 500 habitantes, se estremece ante la inminente llegada de una figura legendaria. El vapor 'Newbern' se aproxima al muelle fiscal, trayendo consigo a una compañía de ópera italiana de ochenta integrantes y, entre ellos, a la mismísima Ángela Peralta, aclamada como una de las mejores cantantes del mundo y conocida cariñosamente como 'El Ruiseñor Mexicano'.

La noticia se esparce como una ola de entusiasmo por las calles de la ciudad. En las tiendas del centro, como la Casa Ruffo y la Torre Eiffel, los empleados se apresuran en sus labores, ansiosos por terminar y presenciar la llegada de la diva. El reloj marca las 5 de la tarde cuando Ángela Peralta, de baja estatura pero imponente presencia, aparece en la pasarela de la embarcación.

En aquellos días, la llegada de ochenta visitantes a la apacible La Paz suponía un verdadero desafío para la pequeña ciudad. Sin embargo, los habitantes se unieron para acoger a tan ilustres huéspedes. Algunas familias abrieron las puertas de sus hogares para albergar a varios de los artistas, mientras que el resto encontró techo en los hoteles de la época, como El Progreso, Americano y Providencia.

Tres años antes de su visita a La Paz, Ángela Peralta había tomado la firme decisión de no regresar jamás a México, donde había sido objeto de burla debido a sus relaciones amorosas con Julián Montiel, su administrador y primo hermano de don Eugenio Castera, su esposo.

En aquella época, La Paz carecía de un teatro apropiado para albergar un espectáculo de tal magnitud. Sin embargo, la comunidad se ingenió para brindar un escenario digno a los talentosos artistas. Los corredores de la Casa de Gobierno, ubicada frente al emblemático Jardín Velasco, se convirtieron en el improvisado escenario donde se presentaría la esperada actuación.


Cuando llegó la noche anhelada, los asistentes se reunieron emocionados. Los tenores y sopranos cautivaron al público con sus interpretaciones, pero fue Ángela Peralta quien dejó una huella imborrable. Su voz excepcional resonó en cada rincón, justificando la fama que la precedía como 'El Ruiseñor Mexicano'. El público la ovacionó con fervor, un hecho tan destacado que mereció ser conmemorado con una placa colocada en la esquina del parque, como un recordatorio de su presencia en la ciudad.

Lamentablemente, lo que Ángela Peralta desconocía era que en su viaje de regreso a Mazatlán, donde se presentaría en el Teatro Rubio, el barco que transportaba a la compañía de ópera albergaba también a un invitado letal: el virus de la fiebre amarilla, casi todos los artistas, incluida la talentosa cantante mexicana, murieron por la enfermedad.

Su traslado al panteón fue triste y desolado por el miedo a la epidemia; las casas permanecían con las puertas y las ventanas cerradas, y el temor al contagio flotaba en las calles y avenidas. No hubo flores ni discursos de despedida en el cementerio. Algo que ya vivimos en la actualidad con la pandemia por Covid-19.

Ver nota: ¿Qué es el 'Día Sin Sombra' y cómo observarlo en Baja California Sur?

¿Quién fue Ángela Peralta?

Ángela Peralta, una voz que trascendió fronteras y épocas, fue aclamada como 'El Ruiseñor Mexicano'. Nacida en la Ciudad de México el 6 de julio de 1845, esta soprano del siglo XIX se convirtió en una leyenda viviente, conquistando los escenarios más prestigiosos de Europa incluso antes de alcanzar la edad de 20 años.

Su talento prodigioso y su voz cautivadora la llevaron a alcanzar una fama sin precedentes en aquella época. Ángela Peralta no solo cautivó a las audiencias europeas con su virtuosismo vocal, sino que también se ganó un lugar en el corazón de los mexicanos, quienes veían en ella el orgullo de una nación reflejado en su arte.



Fuente: Crónicas: Casos y Cosas del municipio de La Paz de Leonardo Reyes Silva.

Noticias Relacionadas